Eduardo Manzano: Maestro de la imitación y el humor

El humor blanco de Eduardo Manzano nunca pasará de moda. El comediante nos sigue haciendo reír con su estilo y personajes. Mira esta biografía que preparamos.

Jorge
agosto 12, 2020
publicidad

El humor cambia a medida en que se transforma la sociedad que lo disfruta. Por eso es normal que tengamos conflicto con los chistes que se hacían en otras (o estas) épocas. Sí, todo cambia, aunque hay una clase de humor que siempre hará reír independientemente de quien lo vea: el blanco. Uno de los mayores exponentes de este género es, por supuesto, Eduardo Manzano y a sus 82 años sigue trabajando alegrando nuestro día.

Su rutina, según cuenta el Polivoz, eran (y son)  “chistes blancos, ingeniosos y respetuosos.” y, aunque muchos consideran que ese formato es obsoleto, Manzano está más que presente en la televisión y el cine. A Eduardo lo vemos actualmente como el abuelo de los López en Una familia de 10 y los de la vieja escuela lo conocen por personajes como Gordolfo Gelatino y su programa junto a Enrique Cuenca

Pero la vida de Eduardo Manzano es como una película, con sus subidas y bajadas de ritmo ¡Conoce al Polivoz más a detalle!

¿Por qué el polivoz?

Antes que cualquier cosa. ¿Por qué a Eduardo Manzano se le conoce como el polivoz? Si no sabes la respuesta probablemente eres demasiado joven. El apodo de Eduardo llegó por sus orígenes en el medio del entretenimiento. Antes de llegar a la televisión, Manzano incursionó en la radio y teatro como un imitador de voces. Junto a su otra mitad profesional, Enrique Cuenca, llamaron a su espectáculo “El show de los polivoces” anunciando su facultad para interpretar bastantes voces y personalidades. 

Otra de las cosas que influyó en el nombre fue el hecho de que Eduardo estudió una ingeniería en el Instituto Politécnico Nacional. El “Poli” es también para recordar a su alma mater. 

El camino rumbo a la cima

El Polivoz nace el 18 de julio de 1938. Según relata él, su madre era una gran cantante y él tuvo la fortuna de heredar “aunque sea un poquito” de aquella habilidad con la voz. Manzano creció escuchando José Ángel Espinoza Ferrusquilla “el hombre de las 1000 voces” en la radio y desde entonces tuvo la idea de vivir de hacer voces distintas. 

A la par que estudiaba su carrera, Eduardo Manzano intentó hacer que los grandes imitadores contemplaran su habilidad para que lo dejaran incursionar en la profesión, pero nada de lo que hizo dio éxito. La industria era muy cerrada. 

El dúo legendario

En 1959 el joven se aventó a concursar en un programa de talentos del canal 4, en televisión. Antes siquiera de participar, el comediante tuvo que pasar un un gran filtro interno. Por su talento, Manzano quedó seleccionado para salir en la transmisión y ahí conoció a su compañero Enrique Cuenca. Ambos participan juntos y se nombran “Los Polivoces.” 


Eduardo ha mencionado que ambos se complementaban perfectamente. Mientras él tenía un registro de voz de tenor a barítono, Cuenca lo tenía de tenor a soprano. No había voz que no pudieran hacer.

A partir de ahí comienzan a ganar notoriedad entre los busca talentos. Participan en teatros y le abren el show a otros artistas. Los empresarios les ofrecen más dinero. Los que acudían a estos eventos hablaban cada vez más de Los Polivoces.

El dúo todavía no hacía comedia, al menos no intencional, eran imitadores de otros artistas, con el toque de exageración y parodia que el género conlleva.

Su debut en la televisión como dúo oficial de comedia fue en uno de los programas de la conductora Kippy Casados

“Éramos casi patiños, porque entrabamos cada que había un huequito a animar” recuerda el humorista en entrevistas.

Los Polivoces van de show en show hasta que obtienen su propio programa en 1969 en el canal 8 y su consolidación como el gran programa en cadena nacional fue en 1973 y hasta 1976 en Televisa. En estos años se convierten en un fenómeno mediático y crean a todos sus personajes con la ayuda del guionista Mauricio Keff.

De aquella época Manzano participó en 18 películas, 60 giras internacionales y lanzó 12 discos de audio. Eduardo había llegado a la cima haciendo lo que mejor sabía hacer: Humor blanco, ingenioso y respetuoso.

¿Y luego?

El dúo de Eduardo Manzano y Enrique Cuenca se separa por diferencias creativas y monetarias aunque nunca dieron detalles sobre las razones particulares. Ambos siguen sus carreras profesionales como comediantes de televisión por su cuenta.

Nuestro Polivoz hace el películas y participaciones en televisión con sus propios personajes aunque sin el auge de antes. Uno de sus programas más importantes se encontró El show de Eduardo Segundo donde conoció a otra leyenda de la comedia, Luis de Alba. Se hicieron muy amigos desde entonces.

Tras la conclusión de ese programa Manzano mantuvo un papel discreto en una televisión que cada vez evolucionaba más rápido y a pasos agigantados. 

Enrique Cuenca muere en el año 2000 por insuficiencia renal. El Polivoz restante declaró que nunca tuvo ningún rencor hacía él. 

En el 2007 Manzano vuelve al ruedo con su personaje de Don Arnoldo López en Una Familia de 10. El comediante mayor simpatizó con los televidentes así que los productores de series y películas volvieron a llamarlo. 

Actualmente Eduardo Manzano se encuentra a la espera de la tercera temporada de Una Familia de 10 mientras se guarda de la pandemia de COVID-19.

Hay cosas que nunca pasan de moda. Eduardo Manzano es ejemplo de ello. Maestro del humor blanco. ¿Cómo recuerdas más a Eduardo? ¿Cómo Gordolfo? ¿Cómo el Abuelo? ¿Cómo el Polivoz?