Cuando el Caballo Rojas debutó junto a El Santo en un duelo contra Drácula

Nada mejor para un debut en el cine que estar en una película de superhéroes. Alberto "El Caballo" Rojas actuó junto al Santo en su primera película.

Jorge
septiembre 23, 2020
publicidad

Alberto “El Caballo” Rojas es una de las figuras más representativas de las películas de comedia erótica de los años 60 y 70 (conocidas bajo la etiqueta de sexycomedias). Toda una generación crecería junto a las desventuras de El Caballo, las cuales por cierto lo llevaron a compartir pantalla con las mujeres más hermosas de México.

Pero, ¿Sabías que su primer papel en la pantalla lo tuvo en una clásica película de El Santo?

Alberto Rojas consiguió debutar en el cine junto al enmascarado de plata en la cinta Santo en el Tesoro de Drácula (1968). El Caballo sería una especie de “patiño” del superhéroe de las películas de terror gótico.

En la cinta podemos ver al actor trajeado, con lentes de pasta gruesa y con mucho gel en el cabello. Rojas al contrario del héroe enmascarado, siempre estaba asustado ante el peligro de los vampiros.

Santo y El Caballo

En este video puedes ver cómo fue la primera aparición de El Caballo Rojas en el cine.

Tras el curioso primer papel en el cine, Alberto se consagraría en aquel género pseudoerótico que caracterizó las siguientes décadas del cine mexicano. Las películas de ficheras se convertirían en todo un éxito de donde salieron actores como Manuel “El Flaco” Ibáñez.

Alberto Rojas actuó en un total de 26 películas hasta su muerte el 21 de febrero del 2016.

Como curiosidad, existe una versión alterna de El Santo en el Tesoro de Drácula, considerada una cinta para adultos. Se dice que, previniendo los nuevos cambios en el cine, los productores de la película decidieron grabar algunas escenas con desnudos parciales y elevar el estatus de El Santo a seductor.

Finalmente, se decidió que aquello no era parte de la imagen familiar de El Santo y la película El Vampiro y el Sexo (título alternativo de la película), sólo se exhibió fuera de México. Y luego se perdió por unos 40 años, hasta que recientemente fue encontrada y mostrada al público en algunas pocas funciones en la Cineteca Nacional.