sábado 17.abr.2021
AHORA
UNA FAMILIA DE DIEZ
2:00 pm - 4:30 pm
A CONTINUACIÓN
NOSLOSGUAPOS
4:30 pm - 7:00 pm
DESPUÉS
FAMILIA PELUCHE
7:00 pm - 9:30 pm
Comediantes

Polo Ortín y el Diablo enfrentaron a Santa Claus en una loca película

Aunque usted no lo crea, en la película Santa Claus de 1959, Polo Ortín fue engañado por el diablo para intentar destruir la navidad.

Por: Sergio Hidalgo
publicidad

¿Te imaginas a Polo Ortín enfrentando a Santa Claus? Pues eso pasó a finales de los años cincuenta en una de las últimas películas del cine de oro nacional, la rara cinta infantil (en algunos momentos de comedia involuntaria y en otros de terror lyncheano) Santa Claus (1959). Por cierto, para hacer todo aun más raro, Ortín recibía los consejos del diablo en su ataque contra San Nicolás.

José Elías Moreno interpretó a Santa Claus en la película

Casi todos hemos visto, sobre todo por sus repeticiones en Canal 2, por lo menos una vez la película mexicana Santa Claus, una locura salida de la mente de Adolfo Torres Portillo (el guionista de Lagunilla, mi barrio) y René Cardona, el ex actor que inició el cine de luchadores con El enmascarado de plata (1954) y que filmó muchas películas del Santo.

La película es una de las obras más estrambóticas del cine mexicano, a la altura de La fórmula secreta (1963), y una locura a color en una época en que todavía la norma era el cine a blanco y negro.

El diablo Precio fue interpretado por José Luis Aguirre “Trotsky”

Entre las muchas rarezas del Santa Claus mexicano (interpretado por el gran José Elías Moreno) podemos hacer una lista, de la que seguro nos van a faltar momentos épicos. Aquí te ponemos algunos de los que nos vienen a la cabeza:

  • Santa Claus vive cerca del cielo, en un palacio de oro y cristal. 
  • Dirige Juguetilandia, donde se fabrican todos los juguetes que se reparten en navidad.
  • Sus ayudantes no son duendes, sino niños de todas partes del mundo que trabajan a pesar de estar en edad preescolar.
  • Santa vigila a sus obreros infantiles desde un moderno monitor instalado en su pianola poniéndolos a bailar y cantar mientras trabajan, volviendo más complicado su labor
  • El rival de Santa en la película es Precio, un diablo menor al que Lucifer mismo le encomienda una misión, ir a la Tierra a detener a Santa Claus
  • Si Presto falla en su misión será castigado de la peor forma: en lugar de comer ardiente fuego, cenará helado de chocolate.

No podemos dejar de recordar uno de los mejores diálogos de la cinta, cuando Lucifer amenaza a Precio, el diablillo dice:

“No Lucifer, Gran señor de los infiernos, ¡eso no! ¡Por los cuernos de tu abuelo Satanás te lo pido! Sin fuego moriría, el frío me hace mucho mal y, sobre todo, el chocolate no lo soporto por mi hígado, que lo tengo muy delicado.” 

Precio mal aconseja a Lupita, y origina un meme

Seguimos con la lista de rarezas:

  • Todo maltrato que se le haga a las figuras de Santa Claus lo recibe el auténtico San Nicolas.
  • Santa Claus usa la tecnología para espiar a los niños de la Tierra. Sus gadgets incluyen un telescopio mágico, el oidor, la boca que todo lo dice, el ojo mágico y el cerebro de cristal. 
  • Para hacer funcionar sus aparatos tiene que decir las siguientes palabras: “Por tus mágicos poderes, encuentra al niño que quiero, aunque esté en un agujero o detrás de mil paredes”  
  • Santa ordena las cartas que recibe así: Las que hablan con la verdad van al apartado “surtanse”, y los niños que las mandaron obtienen sus regalos; las que son mentiras van a la sección “tirense”, y sus autores no reciben nada más que carbón. Además tiene un tercer apartado, destinado para los niños que piden hermanitos, y se mandan a las cigüeñas de París.
  • San Nicolás tiene dos ayudantes, el Mago Merlín, la mano derecha de Santa, que se encarga de darle a Santa herramientas útiles, como los polvos para tener sueños color de rosa o la flor de noteveo. El otro ayudante es Llavón, el orfebre de Santa Claus, que le entrega la llave de oro abrelotodo.
  • Santa también tiene una sala de entrenamiento, una especie de gimnasio para entrenar cómo entrar a una chimenea, bajar escaleras y otras tantas linduras.
  • Los renos son juguetes de cuerda, una especie de robots que pueden viajar por los cielos y el espacio, incluso nos enteramos que pueden llegar a Marte y Venus.
  • Santa sólo puede estar en la Tierra la noche del 24 de diciembre, porque con la luz del sol sus renos-robot se vuelven polvo.
  • Si Santa se quedara en la tierra moriría, “porque aquí solo comemos pasteles y helados hechos de nube”
  • El diablo puede cambiar de lugar las chimeneas, solo con empujarlas muy fuerte.
  • Santa Claus puede preparar tragos de alcohol mágicos, como el coctel del recuerdo, el que lo bebe “recordará lo más querido, que a veces sin querer se nos olvida”, y si no se ama a nadie se le quemará el cogote. 
El diablo se mete en el sueño de Polo

Polo Ortín y el Diablo

La escena más divertida de la película, y la que es más abiertamente cómica, involucra a Polo Ortín, el genial actor y comediante que, desde estos lejanos tiempos ya mostraba unas facultades tremendas para hacer reír.

Después de muchos enfrentamientos previos, Precio logra despojar a Santa de los polvos mágicos para tener sueños color de rosa y la flor de noteveo. Con ayuda de sus poderes para influenciar a la gente, Precio convence a Dante, un perro boxer, de ponerse bravo contra Santa y, sin sus armas mágicas, Santa queda varado arriba de un árbol a pocos minutos del amanecer.

Por cierto, esta escena nos muestra que el famoso meme que salió de esta película tiene algo de cierto, ya que el diablo sí puede mal aconsejar a nuestros perritos para hacer travesuras.

El diablo intenta poner a la familia de Polo contra Santa

Para evitar que Santa Claus escape, el diablo Precio se mete en el sueño -como una especie de Freddy Krueger primigenio- del dueño de la casa que estaba por visitar Santa, y resulta que es ni más ni menos que un joven Polo Ortín. El malvado diablo le dice: 

“Viene a matarte, y puede matar a tu mujer y a tus hijos, es un asesino feroz, está en el árbol del jardín, ¡defiéndete!, ¡Tienes que matarlo, tienes que matarlo! “

El diablo también influye en el sueño de la esposa de Polo, que extrañamente duerme en una cama aparte. Mientras Santa intenta llamar al mago Merlín y a Llavón, pero nadie lo oye. Polo despierta desesperado y le suelta a su esposa el siguiente y divertido diálogo:

Polo: ¡Mujer hay ladrones en la casa!

Esposa: sí, el asesino que está en el árbol. 
Polo: ¡Asesino! No, entonces volvamos a dormir. 

Después de que ella le insiste para que se levante a enfrentar al ladrón, Polo asustado sigue el diálogo:
Polo: ¿Dónde está la pistola?

Esposa: Donde siempre, en el buró

Polo: ¿En el burro?

Esposa: ¡En el buró!

Toda la familia se alista para ir a enfrentar al “ladrón”.

Polo toma la pistola, y la revisa como todo un profesional, su esposa satisfecha le suelta:

Esposa: Ve por él

Polo (asustado): Con esta tos yo no puedo salir, cof cof, a la calle, cof cof, ¡Me puede dar pulmonía! 
Esposa: Pulmonía o no pulmonía vas tú
Polo: ¡Pero mujer, porque no le avisas a tu hermana!

Al mismo tiempo, el diablo se mete en el sueño de una tía que vive en la casa, y hace todo para que llame a la policía. Repite su plan con el abuelo, que llama a los bomberos. Al final toda la familia despierta para enfrentar al asaltante. 

Esposa: Ve tú adelante
Polo: No, primero las damas.
Ella: Por orden de edades, de arriba hacia abajo
Abuelo: No, de abajo pa` arriba

El diablo se mete en la cabeza de Polo

El diablo le sopla al oido a Polo: “tú puedes acabar con mil hombres”, y le da valor. Aun así, Polo sigue siendo un poco torpe y cobarde:

Polo: ¿Estás segura de que la función pistola… eh, que la pistola funciona?. 
Abuelo (enojado): Si yo tuviera tus años…
Polo: Y si yo tuviera los suyos pues ya no me importaría morirme, ¿verdad?

Al final de la escena la cruz roja, la policía y los bomberos, además de la familia de Polo están por llegar con Santa. Pero, de último momento, Merlín le recuerda a Santa Claus (o Santo Clos, como le dice Merlín) que en su saco mágico lleva unos gatos de juguete, que le sirven para distraer al perro Dante, y logra escapar antes que lo descubran.

Los bomberos empapan a todos, hasta a el diablo

Como castigo por seguir la influencia del diablo, Polo y su familia reciben un remojón de parte de los bomberos, que siguen pensando que la casa se está incendiando. Y de pilón le dan una empapada al diablo Precio.

El narrador concluye este segmento con la atinada frase:

“Ahora sí, le va a dar una pulmonía al maldito diablo, con lo calientito que ha andado siempre.” 

Y tú ¿viste alguna vez está curiosa película?

diciembre 24, 2020