viernes 05.mar.2021
AHORA
VECINOS
3:00 pm - 4:15 pm
A CONTINUACIÓN
VECINOSC C 1
3:00 pm - 4:15 pm
DESPUÉS
40 y 20
4:03 pm - 5:10 pm
Comediantes

El día que una fan le regaló una casa a Chespirito

Una breve historia que muestra el grado de ídolo que tenía Roberto Gómez Bolaños en Sudamérica.

Por: Sergio Hidalgo
publicidad

Entre las muchas historias que le pasaron al creador del Chavo del 8, sobresale ésta, en la que le regalaron una casa sólo por ser él.

Para nadie es un secreto que El Chavo del Ocho, el Chapulín Colorado y los demás personaje creados por Roberto Gómez Bolaños, el eterno Chespirito, fueron adorados a niveles increíbles en Centro y Sudamérica. Las pruebas del afecto que el público tenía con el “pequeño Shakespeare” y  el resto del elenco de sus programas fueron muchas, pero entre todas destaca una que ocurrió en Chile.

En una cena que Chespirito tuvo con sus compañeros de Televisa, con Don Emilio Azcárraga Milmo y el presidente José López Portillo presidiendo la reunión en la mesa de honor, Gómez Bolaños contó que, durante un viaje a Chile, vio una casa muy bonita. De forma espontánea le dijo a los miembros de la prensa presente en el viaje que le gustaría comprar esa casa. Chespirito no sabía que esas palabras repercutirían en una fan que se enteró de su dicho.

“Fui a un pueblo muy bonito, se llama Quintero, cerca de Viña del Mar en Chile. Ahí vi una casa muy bonita y dije ‘yo voy a comprar esa casa’. Lo dije como lo diría alguien pasando frente a Los Pinos [La residencia donde solían vivir los presidentes en México]. Había periodistas, lo sacaron en los periódicos y el penúltimo día antes de venir a México llegó una señora de unos sesenta y tantos años acompañada con dos pequeños. Se acercó a mí y me dijo ¿Es verdad que usted quiere comprar una casa en Quintero? Y ya le digo yo en qué condiciones había dicho aquello.”

Palabras de Chespirito en una cena de Televisa, retransmitidas en el especial Chespirito: 35 años en el corazón de México

El famoso Chespirito contó que, sin tomar en cuenta su explicación, la señora sacó de su bolso unas escrituras para obsequiarle la casa que le había gustado. La señora argumentó que esa “era la única forma de agradecer la alegría que llevaba a sus hogares”. Gómez Bolaños no aceptó la casa para su uso personal, y convenció a la señora para que la usara en favor de los niños sin hogar, como el Chavo.

“Acordamos que regalara la casa para beneficio de niños pobres, muestras de esa he tenido muchas.”

Roberto Gómez Bolaños en entrevista con el programa El Rumor del Humor

Esta historia es sólo una pequeña muestra del cariño que acumuló Chespirito más allá de nuestras fronteras.

agosto 4, 2020

Te podría interesar