Comediantes

El favor que le pidió el Loco Valdés a Gustavo Díaz Ordaz

El Loco Valdés conoció a muchos personajes de la historia de México, incluyendo a presidentes. Aquí una anécdota que él mismo contó con un ex presidente de México.

Por: Sergio Hidalgo
publicidad

Manuel “Loco” Valdés fue -y de muchas formas sigue siendo- uno de los iconos de la comedia mexicana. El famoso Loco Valdés marcó a muchas generaciones, tanto en el cine, como en la radio, el teatro y, por supuesto, la televisión.

Sin duda, el Loco Valdés fue una de las figuras más grandes de la televisión, con un sin número de programas de éxito, desde Ensalada de locos, El show del Loco Valdés o Variedades de media noche, por mencionar solo algunos de los más populares.

Por su bien ganada fama como estrella de la comedia, era natural que Manuel Valdés tuviera cercanía con algunos políticos. Y, como confesó en una entrevista con Jorge “El Burro” Van Rankin, incluso llegó a ser amigo del presidente Gustavo Díaz Ordaz.

“Sí, [tuve amistad] con Gustavo Díaz Ordaz. [Me llevé] mucho, muy bien. Ibamos a los Pinos.”

En la misma entrevista recordó que, en una reunión que se prolongó hasta muy tarde, el presidente se puso generoso y aceptó darles regalos a los asistentes.

Todos le pedían cosas al presidente. “Pídanme lo que quieran” [dijo el mismo Díaz Ordaz]. Y a mí me decía “al cabo que no les voy a dar nada”. Alguien le pidió una gasolinera, otros le pidieron no recuerdo que cosa más. Y yo le pedí una tarjeta, para disculparme con mi señora por haber llegado tarde.

Díaz Ordaz le entregó la tarjeta y la firmó, para que la esposa del Loco Valdés tuviera la seguridad de que esa noche la pasó al lado del presidente. A pesar de la polémica presidencia del presidente Díaz Ordaz, el Loco Valdés recordaba con cariño a ese mandatario.

Aquí puedes conocer, narrada por la propia voz del Loco, esta anécdota:

Y no es para menos, de acuerdo con un reporte de la revista Siempre!, en abril de 1968 El Loco Valdés fue el maestro de ceremonias de un festejo de aniversario de la publicación, en la que el invitado de honor era el presidente Díaz Ordaz. Durante sus intervenciones, el Loco Valdés empezó a referirse al presidente como “Molcas”. Para quedar bien con el mandatario, el columnista Roberto Blanco Moheno subió al escenario a regañar al Loco Valdés. El Loco le dio la razón a Blanco Moheno, pero en cuento el columnista de bajó del escenario, siguió con su rutina, llamando Molcas al presidente. Desde su asiento, Díaz Ordaz se carcajeaba de las bromas de su amigo.

Como se aprecia, el Loco era uno de los pocos personajes de los que el temido Díaz Ordaz, que detestaba los apodos, aceptaba una broma.

abril 5, 2021

Te podría interesar