domingo 24.ene.2021
AHORA
VECINOS
11:30 am - 2:00 pm
A CONTINUACIÓN
40 y 20
2:00 pm - 4:30 pm
DESPUÉS
UNA FAMILIA DE DIEZ
4:30 pm - 6:59 pm
Comediantes

¿De dónde venía el apodo de Cantinflas?

Mario Moreno utilizó una de sus peores presentaciones para obtener el apodo que lo haría leyenda: Cantinflas. ¿Cómo surgió? Checa esta nota.

Por: Jorge
publicidad

Mario Moreno es uno de los pilares de la comedia mexicana y hasta de Latinoamérica. Cantinflas no solo protagonizó decenas de películas y premios internacionales, incluso inspiró un verbo en la lengua castellana: Cantinflear.

“Cantinflear” es una palabra hermosa que se refiere a todo aquel que dice mucho pero poco se le entiende. Es el hábil uso de palabras inconexas con total confianza, con el único fin de pretender que uno domina el tema del cual se está hablando. 

Algo así explicó alguna vez Cantinflas. Pero no sabemos muy bien que quería decir, porque no se le entendía muy bien.

Y así, tan peculiar como su verbo, también es el origen de su apodo. 

Cantinflas y el origen de su peculiar apodo. (Foto: Especial)

¿Qué es cantinflas? ¿De dónde viene?

Antes de Mario Moreno no existía la palabra Cantinflas y eso es uno de los detalles más curiosos de su historia. A diferencia de muchos otros humoristas, Mario se autoimpuso su apodo a partir de una palabra que él inventó. Cantinflas no significaba nada y a partir del talento del comediante, se transformó en todo eso que te viene a la mente cuando lees las 3 sílabas.  Can tin flas… ¡Qué extraña palabra!

El humorista ha aceptado que el apodo surgió en una de sus presentaciones en carpa en Veracruz, cuando él apenas comenzaba su carrera. Cantinflas nace a partir de la necesidad de Mario Moreno por esconder su identidad a sus padres, quienes consideraban “deshonrosa” la profesión de entretener al público en las carpas. 

La carpa era un espectáculo ambulante para quién no podía pagar los teatros elegantes. (Foto: Especial)

En cuanto a la etimología, hay una leyenda que el mismo Cantinflas acepta.

Se dice que en una de estas primeras presentaciones, el joven Mario olvidó su rutina cómica y para salvar la situación comenzó a decir lo primero que le venía a la mente. El resultado, como suele pasar (recuerda tus exposiciones en la secundaria), fueron puros disparates… incoherencias. Los asistentes le reclaman su poco profesionalismo y la leyenda asegura que alguien del público le gritó furioso “En la cantina inflas” o “Cuánto inflas”. 

Tras superar el fracaso, Moreno haría suyas esas palabras y con ellas crearía su mito, el de Cantinflas, aquel “peladito” que enamoró a todo un continente con sus aventuras, desventuras y buen corazón.

agosto 31, 2020

Te podría interesar