El actor interpretó a su personaje por última vez en un panteón, poco antes de morir.

¡Ah, qué Kiko!

¿Cuál fue la última escena que grabó Don Ramón y por qué fue en un panteón?

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor murió poco después de que hizo esta escena en la serie de Kiko.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Ramón Valdés es recordado por su papel de Don Ramón, personaje que incluso siguió interpretando después de salir de El Chavo del 8 y que tuvo un final peculiar, por decir lo menos, pues su última escena fue en un panteón, semanas antes de morir el actor.

Roberto Gómez Bolaños confesó en alguna entrevista que Valdés era su comediante mexicano favorito, por encima de Cantinflas y del propio Germán Valdés Tin Tan, sin embargo, Ramón dejó El Chavo del 8 en 1979 y aunque hubo un breve reencuentro en 1981, terminó por dejar los proyectos de Chespirito y unió fuerzas con Carlos Villagrán, quien también dejó la producción para, más adelante, tener su propio programa.

Villagrán salió al aire en Venezuela como protagonista en Federrico (1982) junto con Valdés, pero el par regresó a México para grabar ¡Ah, qué Kiko! (1987), de nuevo con sus roles emblemáticos.

En dicha producción nacional se dio la última aparición de Don Ramón, quien atendía una tienda de abarrotes y Kiko le ayudaba. También fue aquí donde, antes de morir, Valdés grabó su última escena interpretando a su personaje.

El elenco y el equipo de producción se trasladaron a un cementerio porque Kiko retó a Don Ramón a ir al panteón para demostrar quién de los dos es más valiente. En una escena a la mitad del sketch, “Ron Damón” se acerca a la reja de este lugar, abre la puerta y entra, pero deja verse porque se pierde en la bruma.

¿De qué murió Don Ramón?

Según Carlos Villagrán esta fue la última grabación de Valdés dando vida a este personaje y, hasta donde se sabe, cualquier otro, pues poco después falleció el 9 de agosto de 1988 a sus 64 años, por culpa del cáncer de estómago que lo aquejaba, derivado de su vicio por el tabaco.