lunes 19.abr.2021
AHORA
VECINOS
8:15 pm - 9:25 pm
A CONTINUACIÓN
FAMILIA PELUCHE
9:25 pm - 11:00 pm
DESPUÉS
40 y 20
11:00 pm - 12:10 am
Comediantes

Luis de Alba: El Pirrurris, Juan Camaney y lo que uno aprende del barrio

Luis de Alba inició su carrera desde que era un niño y aunque hoy lo conocemos por sus personajes como el Pirrurris o Juan Camaney, tiene toda una historia de vida. Mira su biografía aquí.

Por: Jorge
publicidad

Aunque a muchos en la actualidad no les agrade lo siguiente, hay que decirlo. Los personajes que creó Luis de Alba han quedado grabados en la historia del humor en la televisión mexicana. 

Luis de Alba se ha consagrado como uno de los grandes comediantes de la televisión mexicana de las décadas de los 80 y 90. Sus personajes prácticamente son conocidos por todos. Quizá en mayor o menor medida, pero la mayoría de nosotros hemos escuchado hablar del Pirrurris, Juan Camaney, Maclovio y Crispín.

En algún punto el comediante nos ha hecho reír y reflexionar sobre la sociedad en la que nos desenvolvemos. 

Luis de Alba inventó al Pirruris.

¿Por qué? La razón es que Luis de Alba es el creador de sus personajes y sus rutinas nacieron del gran abanico de experiencias que ha sido su vida. Su ingenio y carisma coincidieron con el momento en que la televisión necesitaba de elementos que entendieran el mundo cotidiano, el de la lucha y las decepciones.

Sin contar sus trabajos como invitado de televisión, conductor o shows de humor, Luis de Alba ha participado en, por lo menos, 108 producciones. De acuerdo con el registro de Imdb su primera actuación oficial como actor ocurrió en 1956 cuando tenía 11 años.

¿Cómo se desarrolló la vida de Luis de Alba para que pasara de ser un humilde niño que vivía en uno de los barrios más populares de la Ciudad de México a una leyenda de la comedia? Para eso preparamos esta biografía.

Te la dividiremos en épocas y momentos clave, de esta manera podrás leer lo que más te interese. 

Esto es la vida y carrera de Luis de Alba.

Luis de Alba de niño.

De vivir en vecindad a cantar en telesistema Mexicano.

Luis Alba García nació en Veracruz pero desde muy niño emigró a la Ciudad de México. De pequeño y adolescente desarrolló su vida en el barrio de la Lagunilla, uno de los centros más populares de la urbe. Su crianza en uno de los puntos más conflictivos de la ciudad forjó, sin que se diera cuenta, las bases de los personajes que le darían popularidad unos años después.

Alba llegó a la televisión por casualidad y también por su curiosidad. De niño escuchó por la televisión de su abuelita que había un concurso de canto infantil y el ganador realizaría un comercial de dulces. Dado que su familia tenía historia con la música, Luis acudió al certamen y ganó, según recuerda, tras haber cantado Serenata Huasteca

A partir de ahí el niño de la lagunilla combinaría la escuela, la diversión en su vecindad y “la artisteada” esporádica. 

Luis, consciente de su talento, se inscribía al mismo tipo de concursos… y los ganaba muy seguido, y así continuó hasta que llegó “el gran concurso” anual de niños cantantes. Se hizo con el primer lugar, pero aquella vez dentro de las instalaciones de Telesistema Méxicano (hoy Televisa) lo escuchó cantar Emilio Azcarraga Villaurrieta, quién es considerado una leyenda dentro de las historia de la radio y la televisión en México.

Recuerda Luis de Alba que Emilio Azcarraga estaba interesado en formar una compañía de niños artistas en la televisión y que, cuando lo escuchó cantar, se contactó con sus padres para que lo dejaran trabajar en la naciente televisora y sus estaciones de radio. 

Con 8 años, el niño iniciaba su viaje por los medios cantando operetas y zarzuelas. También hacía doblaje para televisión y radionovelas. 

Como dato curioso, Luis de Alba interpretó a Solín, el discípulo de Kalimán, en la serie original de radio de los años 60. El programa fue un éxito y la voz de Luis se escuchaba en todo lo largo y ancho de México.

Luis de Alba de joven

Camino a la gran oportunidad

Luis de Alba nunca dejó la escuela . De hecho toda su juventud se la pasó estudiando e involucrado en movimientos estudiantiles. Le conocemos por lo menos 2 licenciaturas. La primera fue en la Universidad Nacional Autónoma de México donde estudió Dirección de Orquestas y la otra, gracias a una beca, la obtuvo de la Universidad Iberoamericana en Relaciones Industriales.

Mientras estudiaba, Luis era actor de reparto en telenovelas. La más famosa de ellas es Gutierritos (1966), la ahora ya clásica historia del marido maltratado donde Alba interpretó a Julio César. La telenovela fue un éxito y lo inspiraría para, años después, crear a su personaje Peritos.

Luis de Alba siguió su camino estudiando y actuando hasta que un tal Eduardo Manzano se separó de su famoso dúo “Los Polivoces” y creó su propio programa llamado El show de Eduardo II en 1976. El consolidado humorista acogió a Luis de Alba y lo incluyó en sus sketchs en papeles secundarios. 

Luis ha confesado que fue Eduardo Manzano y su equipo quienes le enseñaron a construir personajes y donde descubrió su predilección por el humor.

El Pirrurris originalmente se llamaba “el Hijín”

Aquí fue donde nació su personaje más famoso: El Pirrurris, que originalmente se llamaba El Hijín. El actor usó su experiencia estudiando becado en una prestigiosa universidad de paga para crear a ese “odioso” personaje. Era un reflejo de todas las burlas y actitudes que él padeció durante su estancia en la Ibero.

El Pirrurris conectó de inmediato con el público y se volvió un personaje recurrente en el show de Eduardo Manzano. México se dio cuenta que, de alguna manera extraña, siempre había alguien como el Pirrurris en las reuniones de sociales. 

Dos años después de su participación con Eduardo Manzano, a Luis de Alba le ofrecieron hacer su propio programa de televisión y así nació lo que conocimos como El mundo de Luis de Alba en 1978.

De este programa vimos a sus demás personajes como Maclovio, el Ratón Crispín, Peritos, y Juan Penas.

El mundo de Luis de Alba inició en 1978

El cine de Ficheras y Juan Camaney

A partir de su programa, Luis de Alba fue requerido para participar, y hasta protagonizar, las películas que crearían el sub género de las “sexycomedias” de los años 80. Se puede considerar que la primera película donde estuvo el humorista en esta etapa fue en la cinta Noches de Cabaret.

En 1986 vimos nacer en la película Los verduleros a Juan Camaney, otro legendario personaje de Luis de Alba que lo llevaría a otro nivel en el cine. 

Juan Camaney fue el resultado de toda su experiencia creciendo en barrios y vecindades. El personaje primero fue un “policía” astuto, pero conforme pasó el tiempo, se convirtió en un ser más bien mañoso y hábil para hacer trampas en la vida.

Camaney protagonizó varias películas y por un tiempo puede considerarse que “eclipsó” a Luis de Alba. 

Quizá para contrarrestar este fenómeno, Luis de Alba, ya consolidado como actor de cine de ficheras, le realizaría películas a sus otros personajes como Maclovio y Crispín. Ninguno tuvo tanto impacto como Juan Camaney.

Los años 80 y 90 fueron su etapa más prolífica en el cine. Prácticamente vio nacer y morir el cine de “ficheras”.

Por supuesto esta etapa de éxito sin precedente para el actor y humorista le trajo problemas de salud y adicciones.

No es ningún secreto que Luis de Alba tuvo un severo problema de alcoholismo y cuando las bebidas no le otorgaron satisfacción, probó otras drogas.

En algún punto el actor no pudo sostener aquella vida y, para salvar la estabilidad de su familia, se internó y consiguió rehabilitarse. 

Como consecuencia de aquella espiral de excesos, Luis de Alba estuvo a punto de morir por lo menos en dos ocasiones. Una en un accidente de auto y la otra por abuso de sustancias . 

Luis de Alba actualmente tiene 75 años.

Estabilización como comediante y standupero.

La última producción que realizó Alba bajo la fórmula de las sexycomedias fue Las Nachas de Maclovio en el 2003. Parecía que su época había pasado ¿No?

Luis de Alba se transformó para adaptarse a la nueva televisión. Dejó atrás a personajes y ciertas fórmulas de humor para enfocarse en los nuevos programas cómicos de los 2000.

Lo vimos en Humor es… Los comediantes, en La Hora Pico, En La escuelita VIP y hasta tuvo un último programa llamado Luis de Alba presenta en el 2004.

También tomó sus cosas y se fue de gira por varios países llevando un show al estilo Stand up donde además cantaba como en sus primeros acercamientos a la actuación.

En los últimos años ha confesado que cada vez le cuesta más trabajo encontrar trabajo, por eso se ha unido a otros humoristas para producir sus propios shows independientes aprovechando las nuevas tecnologías.

Actualmente Luis de Alba vive feliz a sus 75 años junto a su familia, aunque en conflicto personal contra las nuevas “reglas” de la comedia que consideran “incorrectos” a sus personajes.

marzo 6, 2021

Te podría interesar