martes 20.abr.2021
AHORA
Cero en conducta
3:15 am - 4:05 am
A CONTINUACIÓN
Relatos macabrones
4:05 am - 4:35 am
DESPUÉS
MATODOSANGEL
4:35 am - 5:30 am
Comediantes

María Antonieta de las Nieves: La niña que todo Latinoamérica conoce

María Antonieta de las Nieves le dio vida a la niña más famosa de Latinoamérica del siglo pasado. ¿Cómo llegó a convertirse en el ícono que es? Checa su biografía.

Por: Jorge
publicidad

Pocas personas han alcanzado a tocar tantos corazones en latinoamérica como María Antonieta de las Nieves Gómez Rodríguez. Con más de 60 años de carrera, “Tony” se encuentra en el pedestal del humor blanco desde donde nos muestra que uno nunca debe parar de crecer, incluso cuando ese crecimiento comience a colisionar con los límites planteados por otras personas.

María Antonieta más que una humorista, es una persona incansable y comprometida con su trabajo que la llevó a ser “La Chilindrina”, la persona más astuta de la vecindad del Chavo del Ocho.

María Antonieta de las Nieves. Foto: Especial

Por supuesto la historia de la mujer de 69 años de edad no puede ser contada sin también contar una parte del registro histórico del programa de Roberto Gómez Bolaños, de La Chilindrina y también, de la televisión mexicana de los años 70s y 80s.

¿Quién es Antonieta y quién la Chilindrina? ¿Son distintas personas? Esta biografía que preparamos para tí podría despejar un poco esa incógnita.

La astucia de la Chilindrina

Una chilindrina es un pan dulce que tiene como principal característica la cubierta de azúcar y canela en forma de “bolitas”. Es un pan que tiene pecas y no luce tan estético como otros panes o bizcochos. La Chilindrina de la vecindad era una niña de pecas, con coletas disparejas en el cabello, de lentes y a la que le faltaba un diente.

La Chilindrina fue parte de la santa trinidad de El Chavo del Ocho junto a Quico. Foto: Especial

La Chilindrina era el personaje más astuto y malicioso de la vecindad. Si no te agradan esos adjetivos, aquí te dejamos otro. La chilindrina era más bien pícara. Por ella pasaban la mayoría de las cosas en la vecindad… Era el detonante de los acontecimientos que se vivían en la vecindad.

María Antonieta y las ganas de vivir a prisa

María Antonieta de las Nieves emprendió su aventura en el mundo de la actuación a la edad de 6 años. Su debut ocurrió meses después de que entró en la escuela Andrés Soler de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), en una obra de teatro donde interpretó a una pequeña enfermera. Cuando tenía 7 años participó en su primera película Pulgarcito, donde le dio vida a una de las hijas del ogro.

Por si fuera poco, durante su infancia y hasta su adolescencia se dedicó al doblaje de televisión. María Antonieta era la niña estrella que le ponía voz a los pequeños de las series más exitosas de aquel entonces. 

La pequeña María Antonieta fue la voz de Merlina Addams (Los Locos Addams. 1964), Eddie Munster (La Familia Monster. 1964). Batichica (Batman. 1966) y Dorothy (El Mago de Oz. 1939).

María Antonieta siguió formándose como actriz y actuando en teatro y televisión a la par. Con el apoyo de su familia, y también debido a esta, De las Nieves nunca desaceleró en su carrera profesional, siempre tenía trabajo y todo parecía indicar que se dedicaría al género dramático.

Por su talento, María a los 18 años fue recomendada para el programa de concursos Sábados de la fortuna, para participar en los sketch cómicos que escribía un tal Roberto Gómez Bolaños. Ella, a regañadientes, aceptó la propuesta. No estaba tan a gusto de hacer comedia, pero Gómez Bolaños la convenció de participar en tres programas. Tuvo su primera colaboración con Chespirito: se convirtió en Mococha Pechocha pero Babocha.

Conociendo a Chespirito

Roberto Gómez Bolaños y los productores de aquel programa quedaron maravillados por la simpatía y los dotes histriónicos de María, así que le ofrecieron trabajar con ellos hasta que ella quisiera. Tony se quedaría colaborando con el escritor por cerca de 30 años más.

Chespirito la incluyó como actriz en cada sketch y programa nuevo que lanzaba. De esta manera a María Antonieta fue el elemento joven y atractivo de las dosis de comedia de Roberto Gómez Bolaños.

La vimos en programas como Chespirotadas, Los Súper Genios de la Mesa Cuadrada, El Chapulín Colorado y por supuesto en El Chavo del Ocho.

Como cuentan casi todos los participantes de la vecindad, nadie esperaba el éxito de la serie ni su trascendencia en latinoamérica. El Chavo del Ocho era un sketch para rellenar el espacio de Los Súper Genios… pero a los directivos les gustó el producto y en 1973 salió al aire el programa número uno de la televisión humorística. 

A María Antonieta de las Nieves le tocó el papel de una niña que respondía al apodo de la Chilindrina.

El Chavo del Ocho y los años maravillosos

Hija de un tal Don Ramón, la Chilindrina apareció en la televisión en 1973 y nunca nadie imaginó que estuviera viendo a un futuro ícono de la comedia. A diferencia de personas como Quico o el Chavo, la Chilindrina era la que más cambios tenía visualmente. 

En lo primeros capítulos luce un cabello largo y un vestido amplio, pero conforme fue pasando el tiempo la vimos consolidada como la niña de 8 años, con vestido verde, suéter rojo, con pecas y sin un diente. 

María Antonieta trabajó dos años en el Chavo del Ocho y con Chespirito y luego se fue para probar suerte como conductora y protagonista de un programa cultural llamado Pampa Pipiltzin. Ese proyecto sólo duró un año y la actriz volvió con el elenco de El Chavo del Ocho

Tras su regreso, se volvió una amiga incondicional de Roberto Gómez Bolaños y siguió con él cuando acabó El Chavo de Ocho en 1980, interpretando a más personajes en sketchs como Los Caquitos. 

Durante 20 años Tony le dio vida al personaje de la niña pecosa con lentes y se la llevó de gira por toda latinoamérica, volviéndose cada vez más cercana a un público que la quería a ella, pero no a otros pesonajes

Romper la barrera que te contiene

Roberto Gómez Bolaños decidió acabar con el programa de El Chavo del Ocho por que no quería que le programa tuviera una época de declive. Lo que parecía una decisión sabia, encendió los focos rojos de María Antonieta ¿Así de pronto ya no la dejarían seguir trabajando con un personaje al que le había dado 20 años de su vida?

La actriz ha confesado que, si bien Chespirito les daba el permiso de seguir haciendo presentaciones y giras individualmente, había una barrera muy estricta. Nadie podía hacer un programa de televisión por separado o llevar a su personaje al cine. 

A María Antonieta le habían solicitado una película y otra serie de televisión donde la protagonista fuera la Chilindrina. El mundo le seguía exigiendo más de su personaje y ella estaba contenida por el escritor del show, asi que hizo lo que creyó mejor. Dio un paso adelante, como toda su vida había hecho, y realizó dos proyectos con la Chilindrina. 

La “desobediencia” de ella fue lo que quebró la relación de amistad que tenía con Chespirito. Años después, en entrevista, Antonieta diría que el escritor le había dado permiso de palabra para seguir utilizando al personaje y que luego él negaría ese acuerdo entre los dos. 

En 1994 saldría al aire el programa Aquí está la Chilindrina y ese mismo año se estrenaría la primera y única película protagonizada por la niña de las coletas y lentes. 

Su separación definitiva del productor ocurrió cuando María pudo hacerse con todos los derechos del personaje de la Chilindrina. Nadie los había renovado y estaban disponibles para el primero que confirmara su creación.

De las Nieves otorgó cada rasgo que ahora atribuimos a la niña pícara, así que se le consideró la dueña del personaje.

Desde entonces continuó trabajando interpretando a la Chilindrina en su propio circo, en presentaciones, giras, firmas de libros y hasta telenovelas.

Actualmente María Antonieta supera las siete décadas de vida y aunque dice que ya no interpretará más a la niña de la vecindad, en ocasiones la vemos en sus redes sociales con el traje característico para un último trabajo.

abril 7, 2021