El mago Frank y el Conejo Blas

El mago Frank

¿Sabías que el hijo del Mago Frank es un famoso youtuber?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Miguel Imnida es el hijo del Mago Frank. Ahora se dedica a hacer videos en YouTube.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El Mago Frank, nombre artístico de Francisco Suárez, es uno de los comediantes con trayectoria más extensa. Tanto que ya lleva más de cincuenta años en el medio. Su carrera se ha desarrollado principalmente como un mago profesional, pero también cuenta con muchos años apareciendo en la televisión mexicana. Una de sus principales aportaciones al entretenimiento es la creación del Conejo Blas. 

Su carrera comenzó desde que era un niño, ya que encontró en la magia una forma de refugiarse de sus problemas. 

El hijo del Mago Frank

Y parece ser que su hijo decidió seguir el mismo camino. Y es que el heredero del Mago Frank también se inclina por el mundo del entretenimiento. En su caso, y muy ad hoc a los tiempos que vivimos actualmente, se trata de un famoso youtuber. 

Su nombre es Miguel Imnida y en su canal de YouTube cuenta con más de 160 mil seguidores. Actualmente vive en Corea, por lo que su canal está centrado en mostrar contenido de cómo es la vida en ese país. En sus palabras "El destino me ha traído hasta acá y lo quiero compartir con ustedes".

Entre sus videos se puede aprender sobre cómo es la vida en Corea de una pareja (su esposa es de allá), así como de otras costumbres. Ahora que él y su pareja tienen una hija, también podemos ver cómo se han adaptado a tener una hija en ese país y sobre cómo su familia ha ido a visitarlos para conocerla. 

En uno de los videos que hizo Miguel Imnida pudimos ver una tierna entrevista que hizo con su padre, el Mago Frank. La dinámica fue muy divertida porque ellos dos estuvieron recibiendo preguntas del público y las contestaron poco a poco. Así tuvimos oportunidad de conocer mejor la relación entre padre e hijo. Después de todo, este personaje que podría ser parte de una película de David Lynch todavía se ve muy feliz de estar frente a la cámara.