Comediantes

¿Sabías que Jorge Ortiz de Pinedo no fue el primer Cándido Pérez?

Te contamos la historia del primer Doctor Cándido Pérez.

Por: Sergio Hidalgo
publicidad

Todos los que crecimos a finales de los años ochenta recordamos con cariño la serie Dr.Cándido Pérez, protagonizada por Jorge Ortiz de Pinedo. El programa fue un hito y cambió la vida de Jorge, quién desde entonces se convirtió en una de las figuras más importantes de la comedia mexicana.

Pero Cándido Pérez es un personaje más viejo de lo que podrías pensar, y su origen no se encuentra en México, sino en Argentina.

En 1961 se estrenó en Argentina la serie de comedia Dr. Cándido Pérez, señoras, dirigida por Emilio Vieyra, sobre una idea original y guiones escritos por Abel Santa Cruz. La serie nos presenta a Cándido Pérez (interpretado por Juan Carlos Thorry), un “especialista en señoras”, una curiosa forma de llamar a un ginecólogo, que también sirve como juego de palabras para hacer patente que Cándido es ojo alegre, y le gusta coquetear con sus guapas pacientes.

El Cándido Pérez argentino

El Doctor Pérez está casado con Silvina (Julia Sandoval), una típica ama de casa argentina, que es ayudada por Claudia (Teresa Blasco), una ayudante doméstica que es un poco parlanchina, habla sin pensar y constantemente se entromete en las conversaciones de la familia e invitados. Sin duda es el elemento cómico más evidente.

Silvina ama a su marido, pero sabe que Cándido suele tener predilección por sus pacientes. Doña Cata (Cristina Gaymar), la mamá de Silvina, no está muy contenta con el marido de su hija y se lo manifestará a la menor oportunidad. Pero el Cándido original tiene diferencias con el mexicano. Es viudo y tiene dos hijas (y una nieta) de su primer matrimonio. Silvina ve a sus hijastras como hijas y se esfuerza por demostrar que las ama, además de que no tiene complejos, y busca que Claudia se sienta como familia, y no como sirvienta.

La Claudia argentina

En el primer arco de la serie vemos que Silvina está celosa por las pacientes de Cándido, pero se esfuerza por ser una ama de casa ejemplar. Además de una visitante constante del internado religioso dónde estudia la hija menor de Cándido. Con le paso de las semanas Claudia se volvió el personaje más popular, y varias de las historias giraron alrededor de ella.

La revista argentina Primera Plana, en 1962, señalaba que Cándido Pérez era la serie con mayor rating, e incluso chismeaba que Julia Sandoval estaba enojada porque el escritor Abel Santa Cruz le daba más peso a Claudia, y reducía su participación.

El póster de la primera película de Dr. Cándido Pérez

Para dar una idea de lo que se trataba en la versión original, este es la sinopsis de un episodio del Cándido Pérez argentino:

La sirvienta Claudia va al cine con la hija menor de Cándido Pérez; se encuentran con una compañera de la niña, y ésta presenta a Claudia como “una amiga”. Claudia queda profundamente conmovida y, por la noche, se encuentra con otra mucama en el almacén, que le aclara que la actitud de la niña fue porque lee tienen lástima. El júbilo de Claudia se transforma en pesar, hasta que Silvina se encarga de aclararle que no existe ningún inconveniente para que los patrones sean amigos de sus empleados.

El doctor Pérez también se especializa en burlarse de Claudia, apodándola con referencias a marcianos y diferentes animales, por su parte ella recibe siempre los insultos con la frase: “En ninguna otra casa me elogiaron tanto”.

El Cándido Pérez argentino fue un éxito enorme, y el programa llegó a la radio, las fotonovelas e incluso se lanzó una popular película que expandió la popularidad de la franquicia. En 1987 se lanzó el remake mexicano, que mantuvo la base de la historia, aunque realizó varias modificaciones. Pronto veremos una nueva versión de Cándido Pérez, ahora con Arath de la Torre al frente del proyecto.

abril 7, 2021

Te podría interesar