Paco, Toña y Fran regresan.

Televisa

Los mejores momentos de Toña en 40 y 20, temporada 7

facebook

twitter

whatsapp

Email

Toña, Paco, Fran, Brayan y Borrego nos han divertido a lo grande.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Una de las nuevas comedias más divertidas de la televisión es 40 y 20, por eso esta séptima temporada ha estado llena de diversión y recuperamos los mejores momentos de una de las consentidas del programa: Toña.

El primer capítulo de esta temporada, "Clavado en La Quebrada", empezó en Acapulco, porque Toña dejó en el altar a Brayan y se fue con Chío y Miranda al puerto de Guerrero, donde la empleada doméstica se puso hasta las chanclas y hasta bailó en el tubo.

El segundo capítulo, "Y volver, volver", nos presentó la reconciliación entre la pareja más divertida de la serie y vimos cómo el personaje de Armando Hernández se aventó de La Quebrada por amor a Toña.

"Adiós, Miranda" fue el capítulo de despedida de Begoña Narváez, quien dejó en shock a Don Paquis porque resultó estar embarazada de alguien más (lo que pasó en Acapulco no se quedó en Acapulco, chin). Mientras, Toña molestaba a Brayan porque quedó delicado por aventarse, pero luego descubrió que era mentira.

Siguieron las despedidas y le hicieron su fiesta a uno de los personajes cuando se nos fue al gabacho y Michelle Rodríguez le dio su agarrón de pompi a Mauricio Garza. Esto pasó en el cuarto episodio titulado "See you later Fran".

En ese mismo episodio nos mostraron un sueño, o pesadilla, en el que Paco se ve como viejito, solo, al lado de Toña.

En "El que se fue a la villa" llegó Borrego a llenar el hueco que dejó Fran, pues Paco y Toña recibieron en el departamento, pero al principio eso no sale muy bien porque el amigo de Fran es medio encajoso.

"Chío paracaidista" trajó a la segunda gorrona a la casa, o al menos fue lo que intentó Chío al tratar de quedarse en el cuarto de su hijo, pero a diferencia de Borrego, Paquis no le dio asilo en la casa. Eso sí, en un momento Toña dejó que Borrego se durmiera en su cuarto por la invasión de Chío y se armó un malentendido.

En el séptimo episodio de esta temporada 7 Paco y Toña se hartaron de apadrinar a Borrego y lo pusieron a chambear en "Se busca trabajo", primero fue un Godínez, luego una botarga y después terminó lavando platos en un bar gay. Antonia demostró su habilidad para entrar a la política con un discurso al estilo de Carmen Salinas.

Paco conoció a DJ Simone en el trabajo de Borrego, y luego de ligársela vino la recaída, pues en "After party" casi le da un paro por fiestear tanto y su trabajadora se lo advirtió.

Toña también aprovechó para sacar sus mejores pasos de reguetón.

En "We have a problem", el décimo capítulo, Paco se obsesionó con las redes sociales de Simone y ella lo mandó a volar por sus celos. Luego, Toña se puso a ver las historias de Brayan y salió enojada porque lo vio muy cariñoso con Irma.