Albertano, Benny Ibarra y otros músicos mexicanos que se volvieron comediantes

facebook

twitter

whatsapp

Email

Estos músicos desertaron de los conciertos para dedicarse a la comedia. Al parecer, apostaron por el caballo correcto.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Si bien estos artistas comenzaron en la música, pronto descubrieron que la comedia era lo suyo. Hicimos una lista de algunos de esos músicomediantes destacados que en algunos casos abandonaron sus sueños, y en otros, combinaron su carrera de cantantes con su faceta humorística.

Dinos la verdad, ¿los prefieres como músicos o te gusta más que te hagan reír?

Albertano

Ariel Miramontes también conocido como Albertano , pudo haber sido el próximo Luis Miguel (ok, ok, quizás estamos exagerando un poco pero nunca se sabe), y formó parte de proyectos musicales como el grupo Amigo —al lado de la ex Caló Maya Karunna— antes de entrarle a la comedia.

Afortunadamente, su personaje se convirtió en un éxito gracias a programas como María de Todos los Ángeles o Nosotros los Guapos. ¡Bien jugado, Albertano!

Leonardo de Lozanne

No es que haya dejado la música para acompañar a Polo Polo en alguna gira (que sí se antoja verlos contar chistes juntos ¿o no?), pero el cantante de Fobia ha demostrado ser un crack de la comedia gracias a sus ocurrencias en programas como Miembros al Aire.

Además, alguna vez protagonizó un sketch al lado de Adal Ramones en el que interpretó a un cómico estilista de doble personalidad.

Enrique Guzmán

El polémico artista —hoy envuelto en escándalos de abuso— fue uno de los pioneros del rocanrol en español, pero también fue famoso como comediante por su papel de Bartolo Taras en la serie de los años 60 y 70 y sus divertidas apariciones en cine y televisión. Él mismo decidió dejar un
poco de lado la comedia al sentir que perdía credibilidad porque ya lo ubicaban más por su personaje cómico que como cantante (si te lo encuentras en la calle, por favor no se te ocurra decirle “¿me puedo tomar una foto contigo, Bartolo?” ni de chiste)

Cesar Costa

Antes de ser perseguido por la pájara Peggy en La Carabina de Ambrosio y de protagonizar Papá Soltero, Cesar Costa fue un famoso cantante. Su debut en el cine fue al lado de figuras como Tin Tan y Chabelo, pero pronto, se volvió conocido como comediante y conductor de televisión por méritos propios. Nunca dejó de cantar, ganó un Grammy (que debe tener en una repisa junto a algunas plumas amarillas que le dejara de recuerdo la mencionada pájara acosadora) y además cuenta con una colección de suéteres envidiable.

Benny Ibarra

Antes de aparecer en películas como El Chanfle 2 o Don Ratón y Don Ratero y en series mexicanas de los 80 como Cosas de Casado o Chespirito, el papá de Benny de Timbiriche fue el famoso, rebelde sin causa y vocalista del grupo Los Yaki en los años 50. Luego debutó en Un Quijote sin Mancha junto a Cantinflas y desde ahí nos convenció de que era gracioso.

Carlos Ballarta

Uno de los standuperos mexicanos que más nos hacen reír (y a veces llorar) con su humor negro, tiene un pasado musical previo: era músico (o aspirante de rockero) antes de volverse famoso. De hecho, su personaje está basado en Kurt Cobain —de Nirvana—y al parecer no ha abandonado del todo su gusto por los guitarrazos pues hace poco colaboró con el grupo regiomontano Genitallica.