César Bono debutó a los 21 años de edad

Instagram César Bono / YouTube

César Bono debutó en el cine a los 21 años y así lucía

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor comenzó con un pequeño papel en una cinta religiosa en 1974.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El querido actor de Vecinos y de tantas y tantas comedias en formato película, teatro o también de serie de televisión, ha sido tendencia en días recientes, desde que fue internado tras una complicación en su estado de salud, misma que derivó en una operación y en la preocupación de sus miles de seguidores y amigos.

Bono que es conocido por las nuevas generaciones por papel del entrañable Frankie Rivers en la mencionada Vecinos, cuenta con una trayectoria casi insuperable en el medio farandulero. Su carrera abarca un sin fin de películas y algunos de los shows pioneros de las sitcoms en México como Mi Secretaria u Hogar, Dulce Hogar, por no mencionar su incansable labor al frente de la obra Defendiendo al Cavernícola, misma a que a sus 71 años retomó recientemente.

Pero como toda gran historia tiene un comienzo y a veces éste no es tan espectacular como lo que llega después, antes de acariciar la fama el actor comenzó sus andanzas en el medio, con pequeños papeles. Recordemos que en los años 80 el comediante se hizo ultra-popular por su incursión en el taquillero cine de albures, donde al lado de compinches como el recientemente fallecido Alfonso Zayas o Luis de Alba, rompió la taquilla

La cinta en la que debutó el actor no fue La toalla del mojado, se llamó Fe, Esperanza y Caridad y se estrenó en 1974; la película nada tenía que ver con lo que haría César Bono después, ya que trataba sobre temas de religión. Ahí, a los 21 años, fue el debut en la pantalla grande y en el mundo actoral del entonces emergente actor. El papel de Bono en la cinta fue de espectador de un evento religioso y sólo decía un par de palabras.

Casi 50 años después de su debut, el actor ahora no solo dice unas líneas, sino que es capaz de recitar un monologo y llevar por sí solo una obra completa, como en el caso de la mencionada Defendiendo al Cavernícola.