Comediantes

8 comediantes mexicanos que tuvieron finales trágicos en su vida

Algunos comediantes murieron de forma trágica, una ironía en su vida.

Por: Magaly
publicidad

Algunos comediantes dedicaron su vida a divertir a otras personas, incluso si muchas veces en la vida privada ellos no se sentían del todo bien. Resulta irónico esto, pero no deja de ser común. Incluso, en algunos casos sus vidas eran muy buenas, pero con el paso de los años fueron tendiendo hacia la decadencia. Ya sea por la presencia de enfermedades o simplemente por un desgaste emocional. Aquí te compartimos algunos ejemplos. 

Comediantes mexicanos con finales trágicos 

Armando Soto “El Chicote”

Armando Soto fue un comediante mexicano que todos conocían como “El Chicote”. Durante su vida, tuvo bastante éxito como comediante al principio de su carrera, pero conforme pasaron los años, la situación fue cambiando. Y es que “El Chicote” trabajó junto a importantes figuras del espectáculo como Jorge Negrete, Pedro Armenariz y Pedro Infante. Pero todo cambió cuando alrededor de él empezó a crearse una mala reputación de tener un carácter muy difícil y de ser una persona complicada para trabajar. Entonces cada vez menos personas lo buscaban para actuar en sus películas y esto hizo que él tuviera que aceptar papeles de muy bajo presupuesto y calidad. Aquí puedes conocer sobre el proceso que transformó su vida con más detalles. 

Flavio Ramírez Farfán

Este comediante falleció con 81 años de edad, lo cual implica una vida longeva. Sin embargo, durante 11 años batalló con un cáncer de próstata que le causó múltiples dificultades y que permeó su calidad de vida en los últimos años. Además de esto, su esposa se suicidó a finales de los años ochenta y dejó a Flavio Ramírez Farfán solo con sus tres hijos. 

Cepillín 

Lamentablemente, a Cepillín lo perdimos hace muy poco. Su vida no estaba particularmente en decadencia, pues se mantenía activo como comediante. Lo que sí, es que ya tenía muchos problemas económicos. Tantos que ni siquiera podían pagar los gastos del hospital en el que estuvo internado antes de morir. Esto quizá se debe a que gastaba mucho dinero en algunos gustos que tenía, como su colección de tenis Jordan. 

Miguel Galván 

Conocido como La Tartamuda o el Parejota, al lado del comediante Adrián Uribe (Vitor), Miguel Galván falleció muy joven, de tan solo 50 años, luego de batallar contra la diabetes. 

Viruta 

Aunque Viruta y Capulina fueron un dueto muy exitoso, luego de unos años de cosechar grandes momentos se separaron por problemas entre ellos. Capulina siguió brillando en la comedia mientras que Viruta pasó un poco desapercibido. 

Lilia Pardo 

La actriz llegó a ser conocida como una de las más atractivas y talentosas en el mundo de la comedia. Sin embargo, conforme pasaron los años, los papeles que solía interpretar fueron cada vez menos glamourosos, lo cual afectó su desarrollo profesional. Ella terminó aceptando personajes en los que su imagen física se veía desfigurada, algo que en otra época era una de sus características más llamativas. 

Resortes 

Aunque en el cine Resortes era uno de los comediantes más reconocidos y divertidos, en la vida real el actor que le dio vida a este personaje batalló mucho con distintas adicciones. 

Mauricio Garcés 

De forma similar, el galán más popular del cine mexicano batalló mucho durante su vida con las adicciones. Durante casi 10 años, el actor sufrió de un enfisema pulmonar que deterioró su salud significativamente. 

Sigue con ¿En México nos reímos de la muerte?

abril 6, 2021

Te podría interesar